Desde el 18 al 21 de octubre de 2016 se realizó el XIII Encuentro de Química Analítica Ambiental en Valdivia, un encuentro bianual de la Sociedad Chilena de Química que pone énfasis en los temas actuales sobre el “desarrollo, aplicación y enseñanza de la Química Analítica moderna, así como en los tópicos más relevantes de la Analítica Ambiental actual”, según la web del EQAA. En el marco de este Encuentro se entregó el premio de PerkinElmer a la mejor tesis doctoral en esta área, que esta vez fue otorgado a la Dra. Lourdes Jachero, Doctora en Química de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas de la Universidad de Chile, por su investigación “Microextracción por sorción con disco rotatorio (RDSE) y su aplicación en la estimación de la fracción biodisponible de triclosán y metiltriclosán en suelos enmendados con biosólido”. Conoce un poco más a Lourdes y su trabajo en la siguiente entrevista.

 

¿Cuál es el premio que ganaste y en qué consiste?

El premio es otorgado por la empresa PerkinElmer a la mejor tesis doctoral en el área de la Química Analítica y Ambiental de los últimos dos años. El premio consiste en un viaje con todos los gastos pagados al Pittcon 2017 (The Pittsburgh Conference on Analytical Chemistry and Applied Spectroscopy), a realizarse en Chicago desde el 05 al 09 de marzo de 2017.

 

¿Cómo te sientes por haber ganado el premio?

Para mí es un reconocimiento importante y estoy muy agradecida por ello, esta tesis también refleja el aporte de todas las personas quienes me acompañaron en el proceso de los estudios de doctorado, en el trabajo de laboratorio, etc. Especialmente quiero agradecer al Dr. Pablo Richter y M Sc. Inés Ahumada, directores de la tesis, y a los miembros de la comisión, quienes aportaron con sugerencias y comentarios, logrando así un trabajo que ahora es reconocido con este premio.

 

¿De qué se trata tu tesis y cómo se te ocurrió investigar sobre este tema?

La tesis se basa en el desarrollo de un nuevo método biosimulador para estimar la fracción de contaminantes que pueden ser absorbidos por la biota y que están presentes en una mezcla de suelos tratados con biosólido.

El método combina la lixiviación acuosa de los contaminantes desde la matriz sólida, con la técnica de la microextracción con disco rotatorio (RDSE). Los analitos que se determinaron están catalogados como contaminantes emergentes son el Triclosán (TCS) y su metabolito el Metiltriclosán (MTCS), los cuales están presentes en los productos de cuidado personal, siendo las aguas residuales su principal fuente de entrada al medio ambiente.

El hecho de aplicar nuevas e innovadoras técnicas y los conocimientos que se adquieren en el proceso experimental, desde probar diferentes métodos de procesamiento de la muestra hasta el análisis y tratamiento de los resultados, fue lo que me motivó a realizar esta tesis en un tema que hoy en día es relevante y se asocia con los principios de la química analítica verde.

 

En términos prácticos, ¿cuál es el alcance de tu investigación y como podría ayudar a la ciudadanía?

A partir de los resultados de la tesis se generaron cuatro articulos (ISI) que están publicados en revistas internacionales.

Por una parte, la aplicación del método de RDSE resulta ser una alternativa más eficiente que emplea menos cantidad de solventes y es de menor costo a diferencia de otras técnicas de microextracción, y por otro lado, el desarrollo de la metodología biosimuladora basada en esta técnica de microextracción con disco rotatorio permite reducir los tiempos de operación (horas) a diferencia de un bioensayo que  puede tomar meses para llegar a obtener una muestra representativa. Con este estudio se evitan las dificultadas asociadas en un ensayo in vivo, en donde están involucradas variables como la heterogeneidad de las especies, la biodegradación y los diferentes procesos de metabolismo que se presentan en los organismos vivos.

 

¿Podrías contarme sobre tus estudios en la Facultad y sobre lo que estás haciendo actualmente?

Me titulé de Ingeniera Química en la Universidad de Cuenca en Ecuador (1997-2003), luego trabajé durante cinco años en el Centro de Estudios Ambientales de la misma Universidad. En marzo de 2010 ingresé al programa de Doctorado en Química de la Universidad de Chile, y tanto la unidad de investigación como la tesis doctoral las desarrollé en el laboratorio de química ambiental de la Facultad.

Actualmente me encuentro en búsqueda de oportunidades laborales, en donde pueda aplicar los conocimientos adquiridos y aportar con mi experiencia profesional.

 

¿Algún comentario final?

Que los estudiantes tanto de pregrado y en especial postgrado se motiven en publicar sus resultados, ya que la difusión promueve el intercambio de conocimiento entre grupos de investigación y es una vía para conocer y desarrollar nuevos proyectos.